Setter irlandés rojo y blanco

Setter irlandés rojo y blanco

Setter irlandés

El Setter Irlandés Rojo y Blanco fue el perro de caza irlandés original, criado por la nobleza terrateniente para ayudar en las cacerías. Durante más de cien años, esta raza fue el perro de caza preferido en Irlanda. Su popularidad no duró y la raza estuvo a punto de extinguirse cuando el Setter Irlandés rojo sólido se convirtió en el favorito. Por suerte, la raza experimentó un renacimiento en la segunda mitad del siglo XX. Aunque la población sigue siendo baja, la raza se ha extendido a países fuera de Irlanda y se sigue trabajando en la cría para mejorar la diversidad genética de la población.

Los setters irlandeses rojos y blancos son conocidos por ser excepcionalmente leales y amistosos. Se llevan bien con otros perros, con los niños y con cualquier persona o cosa que juegue con ellos o les proporcione la interacción social que tanto les gusta. Son una raza excepcionalmente atlética que adora el estilo de vida al aire libre. Si está buscando un compañero entusiasta para ir de excursión o hacer footing, un Setter Irlandés Rojo y Blanco sería definitivamente una opción si puede encontrar un criador.

Redbone coonhound

Nuestra perra setter rojo y blanco Enja Mi nombre de raza es Esmé Artegerd, mi familia y amigos me llaman Enja. Soy una hembra setter rojo y blanco irlandés y un perro de raza. Nací en la República Checa el 18 de marzo de 2017 y vivo en Viena-Hernals desde el 29 de mayo de 2017. Como Setter Irlandés Rojo y Blanco, pertenezco al Grupo VII de la FCI, los perros de muestra. Mis antepasados son de Irlanda y, por lo tanto, los nombres de los criadores a menudo suenan como un buen whisky irlandés o nombres irlandeses. Llamamos a nuestro criadero Cedric Valentin.

En realidad, yo quería un perro completamente diferente. Mi marido no quería un perro en absoluto. Jaja, qué punto de partida. Así que él estaba en una buena posición para dominar la decisión sobre la raza del perro. Así que durante mucho tiempo le di argumentos a favor de vivir con un perro. Mi marido tenía buenos recuerdos de la infancia de un setter irlandés. Así que después de una larga búsqueda se convirtió en un cachorro de setter irlandés rojo y blanco.

Golden retriever

El Setter Irlandés Rojo y Blanco (en irlandés: An Sotar Rua agus Bán) es una raza de perro. Como todos los setters, está clasificado como gundog en el Reino Unido y se incluye en el grupo deportivo en América y Canadá. Es prácticamente idéntico en uso y temperamento al setter irlandés, así como a los setters Gordon e inglés, pero es más frecuente encontrarlo como perro de caza de trabajo.

El propósito original de la raza era cazar aves de caza. En el Reino Unido, su presa puede ser la perdiz o el urogallo, el faisán, la perdiz pardilla, la agachadiza o la becada, ya que todas estas aves intentan evitar a los depredadores escondiéndose en lugar de volar. En el extranjero, pueden utilizarse para cazar codornices, urogallos del sauce, urogallos de la arena, pintadas, salvias o francolines.

A pesar de los orígenes de la raza, a finales del siglo XIX casi se había extinguido. Durante la década de 1920, unos dedicados criadores consiguieron reavivar el interés y devolver al setter rojo y blanco irlandés a una posición viable. Todavía se considera una raza vulnerable, pero ha obtenido el reconocimiento de los principales clubes caninos.

Setter irlandés rojo y blanco pets4homes

El Setter Irlandés Rojo y Blanco es una raza de gran espíritu y amante de la diversión. Perros de campo hasta la médula, los Setters Irlandeses Rojos y Blancos son atléticos y decididos, con habilidades naturales para señalar. No es de extrañar que los cazadores hayan considerado a esta raza un valioso compañero durante siglos.

El Setter Irlandés Rojo y Blanco es un pariente cercano del Setter Irlandés. Aunque este último es más conocido (y mucho más común), el Setter Irlandés Rojo y Blanco es en realidad la más antigua de las dos razas, ya que se remonta a la década de 1600.

Criados inicialmente por su talento para el campo, más que por el color de su pelaje, los Setter Irlandeses Rojos y Blancos demostraron ser perros de muestra naturales con la resistencia y la intensidad necesarias para cazar durante todo el día. A medida que la raza evolucionó, aparecieron cantidades crecientes de rojo en su pelaje, y algunos perros eran completamente rojos.

En el siglo XIX, la coloración roja se hizo más popular en las exposiciones. Como resultado, los setters completamente rojos se convirtieron gradualmente en la variedad más prominente. Sin embargo, un clamor público para salvar el color rojo y blanco tradicional de la raza ayudó a la supervivencia del Setter Irlandés Rojo y Blanco.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad