Partes de la pata de un perro

Partes de la pata de un perro

¿los perros tienen codos?

Hay algunas partes que se encuentran tanto en las patas traseras como en las delanteras. Se trata de la pata o el pie situado en cada pata. La pata tiene uñas al final de cada dedo, almohadillas. Se encuentran bajo el pie y los espolones, que son vestigios de los pulgares.

Lo más probable es que su perro se lastime al menos dos veces en su vida. El hecho de que los perros sean aventureros por naturaleza y, en la mayoría de los casos, intrépidos, los expone a un mayor riesgo de lesionarse las patas. Como todos sabemos, los accidentes ocurren y, cuando lo hacen, hay que estar preparado de antemano.

Hay muchas cosas que pueden lesionar las extremidades de su perro, y la forma más rápida de saber que su perro tiene un problema es la cojera. Las enfermedades degenerativas, los defectos anatómicos, las inflamaciones, el cáncer y las infecciones pueden lesionar las patas de su perro.

También hay otras causas muy comunes de lesiones en las patas de un perro, como los traumatismos, los esguinces, las enfermedades de los ligamentos y la artrosis. La cojera puede comenzar de forma repentina en casos de lesiones repentinas. A veces puede ir desarrollándose con el tiempo de forma lenta, y esto es habitual en las enfermedades crónicas.

Partes del ojo de un perro

Las garras, las almohadillas digitales (los dedos), la almohadilla metacarpiana (la almohadilla del centro), el espolón y la almohadilla carpiana (la almohadilla más trasera). Las almohadillas digitales y metacarpianas protegen los huesos y las articulaciones del pie del perro actuando como amortiguadores, y la almohadilla carpiana actúa como un freno trasero que ayuda a los perros -sobre todo a los aventureros- a sortear pendientes y superficies empinadas o resbaladizas.

Las almohadillas tienen una gruesa capa de tejido graso que protege los pies de nuestros amigos peludos de la congelación en temperaturas frías. Cuando la almohadilla se enfría, las arterias del pie devuelven la sangre fría al cuerpo, donde se calienta. Este fascinante proceso corporal ha llevado a los científicos a creer que nuestros compañeros caninos evolucionaron primero en climas más fríos.

La capa interna de la piel de la pata del perro contiene glándulas sudoríparas, que transportan la transpiración a la capa externa, refrescando al perro caliente y evitando que las almohadillas se sequen. Y al igual que los humanos, si un perro está nervioso o estresado, sus patas también exudan humedad.

Partes de una oreja de perro

La mayoría de los estudiantes de veterinaria de primer año tienen un concepto erróneo del término «pata». Anatómicamente, el término pata se refiere a la parte de la extremidad posterior que se extiende desde la articulación de la rótula hasta la articulación del corvejón (región de los huesos de la rodilla al tobillo o de la tibia y el peroné). Este breve post tratará de cubrir la anatomía de la pierna del perro en detalle con diagramas etiquetados.

La pierna de un perro se compone principalmente de los dos huesos largos – la tibia y el peroné. Por lo tanto, aquí obtendrá la anatomía detallada de la región de la pierna de un perro (huesos, músculos y vasos). Pero también hablaré de la anatomía de otras partes de la extremidad posterior del perro.

En primer lugar, usted puede tener una idea básica de los diferentes huesos de la extremidad anterior y posterior de un perro. Ahora le proporcionaré la poca información sobre los otros huesos de la anatomía de la pata del perro con sus características únicas.

La pata delantera de un perro está formada por la clavícula, la escápula (brazo), el radio y el cúbito (antebrazo), los carpos, los metacarpianos y las falanges (pata delantera). También se encuentran algunos huesos sesamoideos palmares en la pata delantera del perro.

De nuevo, cada miembro pélvico o posterior de un perro está formado por la mitad de la cintura pélvica, compuesta por los huesos ilion, isquion y pubis. También hay huesos del muslo (fémur), de la pierna (tibia y peroné) y de la pata trasera o pes (tarsos, metatarsos y falanges) que se encuentran en la pata trasera de un perro. También encontrará algunos huesos sesamoideos plantares en la anatomía de la pata trasera del perro.

Anatomía del perro músculos y tendones

La anatomía del perro comprende los estudios anatómicos de las partes visibles del cuerpo de un perro doméstico. Los detalles de las estructuras varían enormemente de una raza a otra, más que en cualquier otra especie animal, salvaje o domesticada,[1] ya que los perros son muy variables en altura y peso. El perro adulto más pequeño que se conoce era un Yorkshire Terrier que medía sólo 6,3 cm en el hombro, 9,5 cm de longitud a lo largo de la cabeza y el cuerpo, y pesaba sólo 113 gramos. El perro más pesado era un Mastín Inglés llamado Zorba que pesaba 314 libras (142 kg)[2] El perro adulto más alto conocido es un Gran Danés que mide 106,7 cm (42,0 in) en el hombro[3].

Anatomía externa (topografía) de un perro típico: 1. Parada 2. Hocico 3. Papada (garganta, piel del cuello) 4. Hombro 5. Codo 6. Pies delanteros 7. Grupa (grupa) 8. Pierna (muslo y cadera) 9. Corvejón 10. Pies traseros 11. Cruz 12. Rodilla 13. Patas 14. Cola

Pectoral superficial descendente: se origina en la primera esterebra y se inserta en el tubérculo mayor del húmero. Aduce la extremidad y también impide su abducción durante la carga de peso. Está inervado por los nervios pectorales craneales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad