Alimentos toxicos para gatos

Alimentos toxicos para gatos

Alimentos toxicos para gatos en línea

la mejor comida para gatos

Algunos gatos rogarán y suplicarán por la comida humana, especialmente cuando le vean comer. Dar a su gato restos de la mesa o trozos de comida humana es una práctica peligrosa que no debe fomentarse por múltiples razones. En primer lugar, los gatos necesitan los nutrientes que se les proporcionan específicamente en los alimentos buenos y de primera calidad para gatos, y cualquier «extra» que consuman les quitará el apetito para sus comidas habituales. Un trozo de pavo o pollo de su plato no matará a un gato, pero le está ayudando a desarrollar malos hábitos.

La principal razón para no alimentar a los gatos con «comida para personas» es que hay una serie de alimentos que son tóxicos para los gatos. Mientras que para los humanos son sabrosos e inofensivos, un simple mordisco podría poner en peligro la vida de su gato. Si es dueño de un gato, es importante que se familiarice con los alimentos cotidianos que pueden ser peligrosos, e incluso mortales, para los gatos.

Estos alimentos pertenecen a la familia de las solanáceas, entre las que se encuentra la belladona, y contienen un alcaloide amargo y venenoso llamado glicoalcaloide solanina, que puede provocar violentos síntomas gastrointestinales bajos. Las hojas y los tallos son especialmente tóxicos. No se preocupe si ve que se incluyen tomates en los alimentos precocinados para mascotas. Se elaboran con tomates maduros y no deberían ser motivo de preocupación porque aparecen en cantidades relativamente pequeñas.

sandía

Esta página puede contener enlaces de afiliados. Ganamos una comisión por las compras que califiquen – sin costo alguno para usted. Nuestra misión es ayudar a salvar la vida de perros y gatos a través de nuestro contenido educativo. Para ayudarnos a crear más contenido aprobado por veterinarios y entrenadores, considere comprar uno de nuestros libros web para usted o como regalo.

Pero eso no significa que los gatos nunca vayan a comer algo de comida para humanos, si se presenta la oportunidad. En realidad, hay suficiente información errónea sobre los gatos como para que mucha gente les dé inadvertidamente alimentos que piensan que son nutritivos y deliciosos, pero que en realidad pueden hacer que el estómago del gato se revuelva, o tal vez algo peor.

Hay pocas imágenes más «gatunas» que un grupo de ellos reunidos alrededor de un plato de leche. Si estas fotos fueran un poco más honestas, mostrarían las secuelas del malestar estomacal y la diarrea. Porque, a pesar del tópico, los gatos no están preparados para manejar la lactosa de los productos lácteos. Esto significa que cualquier leche o producto lácteo de vaca, oveja, cabra e incluso de otros gatos (después de haber sido destetados como gatitos) puede causar problemas digestivos.

fancy feast gourmet classic w…

Cuando se trata de su gato, quiere asegurarse de que tiene el mejor tipo de comida para sus necesidades nutricionales. De vez en cuando, puede tener la tentación de darle restos de mesa y golosinas especiales, pero tenga en cuenta que ciertos alimentos pueden ser venenosos para él. He aquí algunos de los alimentos más tóxicos para los gatos.

Las cebollas, el ajo, las chalotas y las cebolletas pueden dañar los glóbulos rojos de su gato y provocar anemia. Estos alimentos suelen ser tóxicos cuando se consumen en grandes cantidades, pero la exposición a formas concentradas de cebolla o ajo, como la mezcla de sopa de cebolla o el ajo en polvo, también puede ser tóxica. Los gatos que presenten síntomas de letargo, debilidad, disminución del apetito, encías pálidas y orina de color naranja a rojo oscuro deben ser llevados al veterinario inmediatamente.

Al igual que en el caso de los humanos, el consumo de huevos o carne crudos puede provocar una intoxicación por salmonela o E. coli en los gatos. Los síntomas de la enfermedad varían, pero pueden incluir vómitos, diarrea y letargo. La salmonela y la E. coli también pueden transmitirse a los humanos, por lo que hay que tener cuidado de lavarse bien las manos después de cocinar y mantener al gato alejado de estos alimentos crudos. Los huevos crudos también contienen una enzima que puede provocar problemas en la piel y el pelaje. Evite también que su gato coma huesos crudos, ya que podría atragantarse con ellos, lesionarse el tracto digestivo o dañarse los dientes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad